Castaños y Carriozas

Agasaja tus sentidos recorriendo el sendero
de castaños y carriozas

Un paisaje que admirar,
riqueza natural que conservar
e historias para recordar,
será lo que encuentres caminando
por el “Sendero de Castaños y Carriozas”

Te acerca a los secretos que guardan
los sotos centenarios, siente la vida y la historia
escondida en cada rincón
y, sobre todo, ¡no olvides volver!

Castaños y carriozas

castiñeiro

El castaño es el árbol de nuestra vida
Sotos como este, ayudaron la construir a vida gallega.
Los castaños fueron la sombra del verano,
la madera de las casas y muebles y, sobre todo,
fuente de alimento a lo largo del año.
El castaño es una señal de la identidad gallega.

La vida late en cada rincón del soto,
en él encuentran cobijo muchos animales representativos
del bosque atlántico (rulas, abubelas y jabalís).
Todos son parte de su riqueza natural.

Cada año los cataños hacen un regalo
para todas las criaturas de su contorno: la castaña.

¿Que puede ocurrir si se abandonan los sotos?
Alrededor de las castañas creció la tradición,
reuniones de vecinos para comerlas asadas en el magosto,
cocidas y mezcladas con leche fresca, o vino;
secas para consumir a lo lango de todo el año.
Siempre presentes en la mesa gallega.

¡La conservación de los sotos guarda la tradición,
protege los recursos y genera riqueza!

souto

Los pasos de generaciones enteras hicieron las carriozas
Casas, tierras cultivadas, castaños centenarios,
unidos por las carriozas, forman el paisaje humanizado
que cuenta su historia a las generaciones de hoy.

carrioza

Por estos senderos circulaban gente
hacia sus sotos y fincas.
Las estrechas carriozas separaban las propiedades
y facilitaban el paso del ganado para no causar daño
en las fincas vecinas.

Un paseo por la historia y la arquitectura popular:
El secadero es el lugar donde se ponen a secar la castaña,
luego de la cosecha, para ser conservada todo el año.

La casa tradicional gallega nos da su calor, está viva!
Los elementos de la casa se mezclan en una entidad viva.
El calor viene de la cuadra y las bodegas en la planta baja,
se mezclara en la primera planta con la chimenea,
y su calor permantente, donde gira la vida familiar.

La casa gallega es la herencia de un pueblo
plenamente integrado con su entorno natural.
La naturaleza puso sus elementos -piedra y madera-
y la gente puso su sabiduría para adaptarse al medio.

Puntos destacados del sendero

  1. Panel de inicio del sendero.
    “Proteger y conservar en el presente es mirar cara al futuro”.
  2. Panel Los Sotos.
    “El castaño es el árbol de nuestra vida”.
  3. Panel La Parada.
    “La Parada, es un momento de descanso y encuentro”.
  4. Panel Las carriozas.
    “Un camino hecho paso a paso por  generaciones enteras”.
  5. Panel El secadero.
    “El secadero creó uno vinculo especial entre los sotos y los vecinos”.
  6. Panel La casa tradicional gallega.
    “La casa nos da su calor, está viva”.

Ver Ruta de las Carriozas en un mapa más grande

Datos

Distancia: 2,5 Km.
Duración aproximada: 1 hora o hora y media.
Difucultad: baja.
Epoca recomendada: todo el año.
Itinerario peonil. Apto para todas las edades.
El sendero puede recorrerse también a caballo o bicicleta.

Como llegar a Parada de Sil

Como chegar

Datos de interes

Ayuntamiento de Parada de Sil
Praza do Campo da Feira, número 1
32740 Parada de Sil (Ourense)

Teléfono: 988 208 010 Fax:988 208 010
concello@paradadesil.com
turismo@paradadesil.com

¡Proteger y conservar en el presente
es mirar cara al futuro!

Deja un comentario